Arcángel Miguel en Vivo 06-03-24

¡Queridos! ¡YO SOY EL ARCÁNGEL MIGUEL!

Bueno, ya me ha dicho mucho sobre lo que voy a decir. Eso es bueno, porque así tengo más tiempo para decir más cosas. 

En primer lugar: ¿dónde dije yo que sólo irían a la reunión los que son de la Luz? No he dicho eso. Si lo interpretas así, ¡te equivocas! Lo que sí dije es que no irían los que van por nada, a pasear, a chismorrear, a jugar. Esto no significa que la persona no sea de la Luz, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Lo dije y lo repito: ¡sólo irán los que yo quiera que vayan! ¡No cambiaré lo que he dicho! 

Muchos piensan que por alguna razón no les he dejado ir. Así que, venga, pensemos en esto: llueve, llueve mucho, delante de tu casa hay un río al que tú, por costumbre desde hace muchos años, siempre tiras un papelito (ojo, digo un papelito), pero igual que tú, muchas otras personas también tiran un papelito. Pero pasan los días, pasan los meses, pasan los años y el número de papeles tirados aumenta, entonces llueve, llueve mucho y el río se llena. ¿Es culpa del gobierno que el río esté lleno? Es muy fácil echar siempre la culpa a otro, es cómodo, es sencillo. Entonces, “no, ¡la culpa es del gobierno que no lo ha limpiado!” ¡Uy! Pero, ¿quién tiró el papel? Por supuesto, hay excepciones, hay casos y casos. Acabo de poner un ejemplo de lo que realmente ocurre. Taponan los ríos con basura y luego quieren que fluyan hacia el lago.

Ah, y hay un culpable más en esta historia: el que envía la lluvia, al que suelen llamar San Pedro. Pobre San Pedro, él no tiene nada que ver. ¿Por qué te he puesto este ejemplo? Porque siempre te gusta echarle la culpa a otro: “¡Oh, yo no sabía escribir! Oh, ¡porque Michael no quería que lo hiciera!”. No prestaste atención, no investigaste, no te informaste, no estuviste en el momento adecuado, en el lugar adecuado, pero fui yo quien no te dejó. ¿No es así? ¡Así es como actúas! 

Así que te digo esto: el camino continúa, ese camino hacia la Quinta Dimensión continúa para todos. Ahora muchos están tomando atajos, muchos están doblando esquinas y no llegan a ninguna parte, precisamente por esos pequeños contratiempos que cometes.

¡Todavía no has aprendido que no hay privilegios! Los privilegios son cosa de la Tercera Dimensión, ¡no existen en las alturas! No existe el bueno que lo tiene todo y el malo que no tiene nada. Eso es lo que te han enseñado, pero las cosas no funcionan así. Así que no te la juegues como si te hubiera dicho que no vas, que estás en la hamaca bebiendo zumo, relajado, tranquilo y “¡oh, se me ha olvidado apuntarlo! Ah, me voy. Ah, ¡se acabó! Ah, ¡así que era Miguel el que no quería que fuera!”. Sí… ¡la culpa es mía!

¿Tanto te cuesta mirar tus errores, tus faltas, tus olvidos, tus ausencias? ¡Parece que sí! Y en esos momentos, ¡la tendencia siempre es culpar al otro! “¡No puedo hacerlo! No sé cómo hacerlo”. Pero tú tampoco quieres aprender a hacerlo, siempre quieres que otro te ayude. Y te lo he dicho tantas veces: ¡el viaje que te espera es SOLITARIO! No habrá nadie más que te ayude, pero seguirás dependiendo de los demás. 

¿Cuándo aprenderás a ver tus propias deficiencias e intentarás resolverlas? ¿Cuándo? Nunca, porque siempre… cuando tienes una deficiencia, “oh, voy a pedir ayuda”, vas y pides ayuda en vez de intentar aprender, intentar resolver el problema por ti mismo, no, ¡siempre acudes a otro! Y el retorno llega, tranquilo y claro, ¡el retorno llega! 

Sí, hermanos míos, es interesante cómo os comportáis, es muy interesante. ¡Muy interesante! Me pregunto, o mejor, os haré la pregunta: 

En la primera reunión, había 400 personas y las plazas no se agotaron rápidamente, ¿por qué ésta se agotó tan rápido?

Ah, porque dije que sólo irían los que yo quisiera. 

¿Qué sintió en su interior? 

Porque no era algo común o normal. Las otras reuniones también tenían límites, pero no era así, ¿por qué? ¿Por qué querías demostrar que irías a cualquier precio?

Pues te voy a decir una cosa, ya que te tomas al pie de la letra todo lo que digo, te voy a decir otra cosa: 

“¡El hecho de que te hayas apuntado y hayas pagado no significa que vayas a ir! Tómatelo como quieras”.

Y voy a dejar una ORDEN, aquí, ahora, en este momento:

“¡Cancelado, no entra nadie!”. 

Esto es para que aprendas a ver las cosas a través del lente del amor, no a través del lente que viste. Entonces, puede que al final tengas 100 cancelaciones, OK, tendrás 500 y listo.

¡Así funciona con ustedes!

Aquellos que ya me han amenazado arrogantemente diciendo:

“¡Lo haré!” 

¡Bien hecho! ¡Démosle tiempo! ¡No estoy amenazando a nadie! Sólo estoy diciendo que, efectivamente, ahora voy a decir: 

“¡Quien no sea de la Luz no irá!”

Ahora que tú no puedas ir no significa que NO seas de la Luz, una cosa no tiene nada que ver con la otra. Si tu conciencia te está diciendo esto, entonces yo diría que ha llegado un momento crucial en tu viaje, porque si todavía no estás seguro de que eres de la Luz, ¡entonces hay algo que no funciona! 

Así que, hermanos míos, siempre lo he dicho aquí y me gusta repetirlo: 

No hago nada sin segundas intenciones (este es el lenguaje que entienden)!”

En mi idioma: “¡Yo diría que no hago nada que no sea una prueba para cada uno de ustedes!”.

Y entonces me limito a observar quién aprueba y quién no. Y les digo:

“El retorno de la prueba cuenta para el camino, así que no penséis que todo pasa desapercibido, que nada tiene consecuencias. “

¡Bien hecho! ¡Ya está! Cualquier cancelación no será reemplazada. ¿Está claro? Espero que sí. Así que deja de pedirme que te guarde el sitio, que haga una lista. ¡Lo lograste, lo lograste! No lo lograste, no lo lograste, ¡eso es todo! 

Nuestra reunión de mayo será muy diferente de las demás, muy diferente diría yo. Así que todos necesitan empezar a preparar sus corazones ahora mismo, desde ayer, 

para absorber más Luz cada día, 

para ser un ser humano más amoroso, 

ser un ser humano más centrado en su propio camino, 

dejando ir muchas de las rarezas que tienes en la Tercera Dimensión, 

para que cuando llegues el día de la reunión, tu vibración esté alta, tu frecuencia esté alta. 

No te dejes llevar por mezquindades o chismes. 

Sed sinceros y honestos. 

Eso es todo lo que pido a todos los que ya tienen su lugar garantizado, o mejor dicho, su lugar comprado, garantizado sólo cuando lleguen el día. 

Empiecen a adoptar una actitud diferente ante la vida, porque todos ustedes serán responsables del evento. No seréis sólo tú y el otro hermano, ¡todos seréis responsables, todos participaréis! 

Así que ¡empieza a caminar por el camino de la Luz! 

¡Empezad a caminar por el camino del amor! 

¡Empezad a caminar por el camino del centro!

¡Piensa 100 veces antes de hablar, antes de actuar! Piensa demasiado para no cometer errores, ¡para no atraer cosas malas! 

Hermanos míos, el tiempo pasa rápidamente y muchos olvidan las posturas necesarias para el camino. Y yo os digo que llegará un momento en que ya no podréis participar en el viaje. 

¡Estáis jugando con los acontecimientos! 

Mañana puede pasar cualquier cosa, así que prepárate para que, si pasa mañana, ¡podrás continuar el camino! 

¡Deja atrás esas pequeñas cosas nauseabundas que tanto adoras!

¡Adoptad otra actitud! 

¡Sed personas equilibradas! 

¡La ansiedad y la desesperación no os llevarán a la Quinta Dimensión! 

Y a cada momento demuestras exactamente lo contrario. Dejas que la ansiedad y la desesperación se apoderen de ti. La confianza no existe. No confías, ¡sólo actúas! 

Así que doy un consejo a todos los que ya se han inscrito: 

“¡Cambia de actitud, empieza a prepararte para el evento! “

El acontecimiento de nuestro encuentro, porque todos ustedes formarán parte de él, nadie quedará fuera. 

Así que ¡empieza a caminar por un CAMINO DE LUZ! ¡Empezad a caminar por un camino de AMOR, PAZ y, sobre todo, EQUILIBRIO!

¡Es interesante cómo sois como hormigas atacando el azúcar! Vais, como hormigas, una detrás de otra, siguiendo un camino, alguien da la alarma:

 “¡Ahí hay azúcar!”

Todos cambiáis de dirección para llegar al azúcar, sin saber si hay azúcar para todos, si realmente es azúcar, todos olvidáis el camino y así os va.

Con cada acción diferente demuestras exactamente la FALTA DE EQUILIBRIO que aún tienes. Es impresionante, ¡impresionante! Sí, hermanos míos, pocos han aprendido, por eso no nos queda mucho más que enseñar. Ahora es solo ejercicio, es ça jornada del perdón intentando traer un poco de Equilibrio a cada uno de ustedes. Pero no pongáis toda tu fe en un punto, el COMPORTAMIENTO, los PENSAMIENTOS, las PALABRAS tienen que suceder independientemente de la jornada..

Eso es todo lo que tengo que decir, ¡empieza a prepararte!

¡Ahora empezará lo de decirme lo que va a pasar! Luego te daré otra orden: 

¡Sin comentarios! 

¡Sabrás lo que va a pasar el día del encuentro! Así que no especulen, no comenten, ¡aprendan a esperar!

¡Nada de ansiedad! ¡Nada de curiosidad! ¡Sin comentarios! 

¡Esto es un ejercicio! ¿Te das cuenta de que todo lo que hago tiene una prueba? ¡Así que aprendan y compórtense como deben!

Ahora, voy a cambiar el discurso. La primera parte (como sueles decir) fue una pequeña reprimenda necesaria para que volvieras a la calma. Pero no puedo olvidar que muchos están en la cuerda floja. No puedo olvidar que muchos de ustedes lo estáis haciendo todo bien. No puedo olvidar que muchos de ustedes seguís con fervor tus caminos y os felicito. 

Y tampoco puedo olvidar que muchos realmente no lograron inscribirse, ¡lo cual fue una pena! Así que tomé una decisión: 

“¡Cada cancelación, cada retirada no abrirá una nueva vacante!”

¡Que quede bien claro! Y repito, ¡hoy no abro! Habrá que ver cómo se hace, ¡así que esperen y tengan paciencia! Tened paciencia, todo se anunciará en el momento oportuno.

El grupo se ha cerrado hoy y permanecerá cerrado hasta que todo esté organizado. No quiero a nadie que no vaya al grupo. Como sé que la mayoría no se irá, ¡tomaremos otras decisiones! Así que ¡a esperar! Tened por seguro que todo sucederá cuando llegue el momento. No será hoy ni mañana y tampoco sé cuándo será, ¡así que esperad! Y no sigas preguntando cuándo será. ¡Será el día que tenga que ser! 

Aprende a organizarte ¡Aprende a buscar las cosas! Y sobre todo, ¡aprende a ser capaz de ACEPTAR todo lo que pasa, pero sobre todo con amor en el corazón! Todavía tienes un largo camino por delante, por lo que pensaba que esto ya lo habías aprendido, pero parece que no.

¡Repasa tus pasos! ¡Repasa tus caminatas! ¡Es todo lo que te pido! Mira tu caminar y autoanalízate. 

Las PREGUNTAS que dejé el otro día, muchos las contestaron de corazón, muchos se encogieron de hombros. Yo solo diría esto: 

“Cuando llegue el momento, los que os encogisteis de hombros no tendréis nada para seguir caminando, ¡nada!”.

¡Porque se obtiene lo que se planta! ¡Quien no planta no cosecha! ¡Quien planta mal tampoco cosecha! ¡Quien paga para ver, verá! ¡Tú sí que verás!

Así que, en conclusión, ¡el grupo permanecerá cerrado hasta que todo esté organizado y se puedan reabrir las vacantes! Y ten cuidado con tus pensamientos y palabras, no se pierden en el Universo, todo lo que emanas vuelve a ti y dependiendo de tu intención, ¡a menudo incluso multiplicado!

Traducción: Ana Maria Souza

Revisión: Regiane Maria Bugalho

Posts recentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Minha Experiência

Carrito de compra