Hilarión – No Seáis Jueces, no Condenéis a Nadie

¡Queridos hermanos y hermanas del planeta Tierra! ¡SOY HILARION!

Me gusta estar aquí con ustedes, trayendo siempre una energía de equilibrio y Amor. Siempre trayendo un gran rayo de Luz Verde, que en este momento está barriendo todo su cuerpo, eliminando todo lo que es posible dentro de su camino. Por supuesto, para aquellos cuyos corazones no lo aceptan, no se hace nada. Pero sentimos el corazón de cada uno de ustedes y sólo aquellos que nos permiten actuar reciben nuestra energía.

No juzguéis. No te preguntes por qué tantos aún no han despertado. Puedo decirte que todos están despiertos. Todos sienten dentro de sus mentes y corazones que algo diferente está sucediendo y que algo grande está en camino. Algunas religiones han hablado de esto, pero lo ponen todo en la perspectiva que es importante para ellas; no en la verdadera perspectiva.

Muchos tienen miedo; de hecho, muchos están sembrados para tener miedo. Miedo al juicio. Miedo a ese momento en el que alguien en una mesa decidirá si van al cielo o al infierno. Muchos siguen pensando así. Y hoy están sumamente aterrorizados, sin saber qué imaginar o qué esperar del futuro que está por venir.

Creo que vale la pena recordar que esa mesa con esa criatura no existe. Las elecciones, actitudes, pensamientos y emanaciones de cada uno definirán el camino a seguir, y no es el cielo y el infierno, es la luz y la sombra. Cada vez que tu corazón se llena de Amor, cambias tus creencias, te abres a tantas cosas bellas, te acercas a la Luz, caminas hacia ella. Y todo a tu alrededor comienza a vibrar Luz.

Los problemas se resuelven, los obstáculos parecen desaparecer o son tan fáciles de superar que parecen no existir. Estos son los resultados de los que caminan en la Luz, de los que vibran Amor, de los que vibran compasión, de los que vibran todo sentimiento positivo. Vibrar la Luz es mirar a cualquier hermano sin juzgarlo, sin discriminarlo, sin separarlo. No importa lo que hayan hecho o lo que están haciendo.

No tienes que amar a un asesino, pero sí tienes que entender que ahí hay un alma que ha perdido su camino, y que realmente necesita ayuda, toda la ayuda que pueda conseguir para encontrar de nuevo su camino hacia la Luz. Si la miras con juicio, la empujas cada vez más hacia las sombras, porque tu juicio le pesa. Y es una carga que la empuja cada vez más hacia las sombras.

Aprender a mirar a un asesino, aprender a mirar a alguien que te ha hecho cualquier tipo de daño, y comprender que ahí hay un alma que pide ayuda a gritos, es un paso muy importante, y que por desgracia voy a decir que la gran mayoría de ustedes son incapaces de dar. Juzgáis, juzgáis y condenáis, y no entendéis por qué os pasó a ustedes. No entendéis por qué sufristeis esa violencia.

Así que pregúntate, ¿no has hecho lo mismo en algún momento de tu caminar? Esa energía está volviendo a ti. O pregúntate si constantemente emanas miedo, o pregúntate si constantemente estás vibrando lo que quieres evitar. Nunca te miras a ti mismo, sólo miras al otro.

Entonces mientras exista este sentimiento de juicio, este sentimiento de hacer daño a quienes me hacen daño a mí, el daño no disminuye, al contrario, sólo aumenta; estás contribuyendo a su aumento. Y no, no tiene sentido que me digas: “¡Ah, entonces ahora la culpa de todo la tengo yo!”. Te responderé que sí, tú tienes la culpa de todo. No tiene sentido querer pensar que eres bueno el 100% del tiempo, porque no lo eres. Tienes momentos en los que transmites malos sentimientos a los demás y no importa quiénes sean los demás.

Entonces ha llegado el momento de que revises tus acciones, tus actitudes. Y si no puedes amarlos al menos ayúdalos a salir de este camino. ¿Como? Simplemente no juzgar es un gran comienzo. No lo juzgues. No le desees daño; Sólo quiero que se haga justicia. Por ahora la justicia todavía existe para los hombres, pero la justicia más grande ciertamente sucederá, que es la Ley del Retorno, creada por Dios Padre/Madre.

Nada pasa desapercibido para la Ley del Retorno. Muchos piensan que sí, que los grandes corruptos sólo crecen, su riqueza sólo aumenta y no les pasa nada. ¿Podría ser, podría ser así? ¿Pueden efectivamente tener una vida tranquila y pacífica? ¿Pueden atraer cosas buenas a lo largo del camino o son parte de un gran teatro, mostrado para decirte siempre: “¡Mira el que anda por el camino equivocado, tiene su recompensa!”.

Todo es falso. Todo muy bien ensayado.

Así que en este punto vuelvo a decir: todos están despiertos y despiertos, simplemente no entienden lo que tienen que hacer. Están perdidos en sus propios juicios, en su juicio individual. “¿Voy allí o voy aquí?” Y muchos no saben cómo afrontarlo y se vuelven cada vez más enojados, más violentos. Todo esto se ha dicho, que muchos se volverían locos, pero no es volverse loco y parecer loco, es volverse loco sin saber qué hacer; es la locura del desamor; es la locura de vivir la violencia; es la locura de experimentar el mal.

Y muchos lo están viviendo. Personas que fueron y que parecen sumamente amables, mostrando otro lado, de hecho, el lado verdadero que siempre tuvieron y que enmascararon durante mucho tiempo. Prácticamente todas las máscaras se han caído. Depende de ti ver la verdad. Mirar a las personas con verdad, pero sin juzgar. “¡Ah, fulano de tal fue tan amable y ahora ha cambiado!” Luego hay un juicio.

Mira a ese tipo y no digas nada, está intentando pasar por todo este proceso. ¿Y qué puedes hacer tú por él? Una cosa importante: no lo juzgues. Y si quieres hacer un poco más, emana Luz para él. Sólo eso. No necesitas emanar Amor, no necesitas ser amigos, no necesitas estar juntos, solo emana Luz, envuélvelo en una capa de Luz. Y ten por seguro que le estarás haciendo el bien. , pero sobre todo por ti mismo, porque estás aprendiendo a no juzgar, a no criticar, a no discriminar, a no separar.

Abrid los ojos, hermanos míos. Mírense a ustedes mismos. Te gusta mucho mirar a los demás, pero ¿y tú, qué estás haciendo mal? No te gusta mirar. Así que ha llegado el momento de que hagas esto. Antes de mirar a los demás y juzgarlos, mírate a ti mismo, pero no te juzgues. ¿Tú error? Toma la decisión de no cometer más errores. Toma la decisión de tomar otro camino. Eso es lo que debes hacer.

No te dejes volver loco con todo este proceso que está pasando. Quien vive dentro del Amor, quien está vibrando Amor, buscando hacer vibrar Amor, está atrayendo cada vez más Luz a su camino, y todo le parecerá muy fácil; todo parece encajar; Todo parecerá perfecto para ese momento. Y sólo esto será el resultado de todo lo que has emanado. Nada más. Estás recibiendo del universo lo que has emanado, lo que has demostrado, lo que has experimentado.

Sé Luz y ciertamente atraerás sólo más Luz.

Traducción: Ana Maria Souza

Revisión: Regiane Maria Bugalho

Posts recentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Minha Experiência

Carrito de compra