Arcángel Miguel en vivo 07-02-24

¡Queridos! ¡YO SOY EL ARCÁNGEL MIGUEL!

Sí, ¡me gustan estas determinaciones! Me gustan las reglas, ¡todos lo sabéis! Me gustan mucho las reglas, porque lo que no tiene reglas trae desorden, trae a cualquier cosa menos luz. Así que, sí, ¡Siempre debemos tener reglas!

Pero hoy no voy a hablar mucho de este acontecimiento. Solo quiero decir una cosa: ¡cuidado con lo que dices! No voy a explicar por qué lo digo, ¡quien esté escuchando ya lo sabe! Cuida tu lengua, ¡es todo lo que voy a decir! No te lo voy a explicar, ¡se te caerán las cáscaras (como tú dices)! ¡Cuidado con lo que dices! Aquí nadie está alejado de este grupo, sentimos el corazón de los demás y cuando es necesario escuchamos a cada uno. Así que lo repito: ¡Cuidado con lo que dices! No, no me preocupa hacer nada contra nadie, porque no haré nada. Pero no olvides que el proceso es muy rápido y que el retorno viene rápido, ¡Muy rápido! Así que cuidado con la lengua, porque el mordisco de después puede ser muy doloroso. ¡Eso es todo lo que voy a decir!

Haz lo que te digo. No es nuestra organización, es la vuestra. Ojalá pudiera venir aquí y decir: “¡Va a ser en tal sitio!”. ¿Y por qué no lo hago? Pero muchos de vosotros pensaríais que es decisión del que habla, no creeríais que soy yo. ¡Yo definí el estado, sí! Porque tuvimos problemas en la última votación, así que no quiero más de ese “él dijo, ella dijo”. Así que he definido los dos lugares, los dos estados. Ahora, ¿ Dónde va a ser, si va a ser en la cima de la montaña, si va a ser en el río, si va a ser debajo de la cascada. ¡Ese es tu problema! ¡Yo no me meto! Por supuesto, por el calendario, ya sabemos dónde va a estar, pero es un proceso por el que hay que pasar. Si intervenimos en todo, si nos involucramos en todo, parece que nunca tienes elección. Así que elige, está en tus manos y donde sea estaremos allí, ¡Te lo garantizo!

Ahora muchos se lo toman a broma cuando digo que solo van los que yo quiero. ¡Cuidado con tu ironía también! ¡Cuidado! ¿Por qué te burlas de ti mismo: “¡Oh, iré si él me deja!”? ¡Cuidado con la ironía! ¡Porque realmente podrías ser puesto en la lista de los que no irán! Hermanos míos, hermanos míos, las enseñanzas están ahí, ¡Os estáis atropellando! Parece que estáis olvidando todo lo que habéis aprendido, ¡rápido! Porque hemos dejado de enseñar por un tiempo, ¿Vas a olvidar todo? ¡Interesante, muy interesante! ¡Porque ahora mismo no vuelvo con nada!

Quiero ver hasta qué punto eres capaz de olvidar. Esta será una buena prueba para todos ustedes, ¿Hasta qué punto recuerdan lo que se les ha enseñado? Muchos parecen haberlo olvidado. ¡Así que vamos a ver quién va a avanzar y quién va a retroceder! ¡Este movimiento es interesante! Se están dejando llevar por otros puntos, otras ideas, ¡Todo a su antojo! ¡No le prohíbo a nadie que tome otros caminos! Siéntanse libres, si su corazón se los pide, ¡Adelante! ¡Yo no retengo a nadie a mi lado! ¡Los que se quieren quedar se quedan! Pero este movimiento está siendo muy interesante, ¡muy interesante!

Así que una vez más, como dije al principio de este viaje del perdón, haríamos lo que considerásemos necesario. Así que el viaje termina aquí y comenzará de nuevo, desde la primera ronda, después de las fiestas.

¿Y eso por qué? ¿Por qué no hacer las paces y continuar después?

Pero no se trata de eso, se trata de una vuelta tras otra. Después de la primera vuelta, la segunda empieza al día siguiente. Así que tendríamos una pausa de casi siete días, lo que desvirtuaría el sentido del viaje.

“Ah, ¿Pero tengo que hacerlo todo de nuevo? ¿O puedo empezar desde el segundo? “

Tendrás que empezar todo de nuevo, porque el viaje no empieza en el segundo, empieza en el primero y tienes que ir directamente del primero al segundo, ¡Y esto se ha interrumpido! Así que presta atención para que no te vuelvan a preguntar mañana. A partir del día 19, ¡el recorrido vuelve a empezar desde la primera vuelta! 

Ah, ¿Y vamos a dar siete vueltas?

No lo sé, ¡Eso lo determinaré durante el viaje! Comprended, hay hermanos y hermanas que están llegando y que necesitan rehacer, o mejor dicho, necesitan iniciar el viaje. Y muchos necesitan hacer el viaje de nuevo, porque todo lo que ha sido perdonado ha sido repetido de nuevo, así que necesitan hacer el perdón de nuevo. 

Así que no te preocupes durante las vacaciones por si harás o no el viaje, ¡Porque no habrá nada! No tiene sentido que cojas el que se publicó hace tiempo y continúes, porque tendrás que parar durante el carnaval. No lo hagas, ¡porque no ganarás nada!

Todo empezará el día 19, ¡incluida la primera ronda de nuevo!

Os digo, hermanos míos, que no hay ningún problema en repetir la misma vuelta, las siete vueltas, ningún problema. 

¡Es importante que perdonéis cada vez más! ¡Pedid perdón cada vez más por las estupideces que seguís haciendo!

Este periodo de ahora no es un periodo iluminado, ¡lo sabes! 

Ah, ¿y por qué no es un período iluminado? 

¿Es tan difícil darse cuenta? 

Hay mucha exageración y en esa exageración crecen las energías negativas, porque se apoderan de la gente que está allí y viven con ellos todo el tiempo, jugando al carnaval con ellos. Así que yo diría que muchos de los que estáis de paseo hoy… No os estoy prohibiendo que vayáis y os divirtáis.

Divertirse es una cosa, ¡El exceso es otra totalmente distinta!

“Oh, estoy en la caminata, luego llego a la feria, bebo, tomo drogas, tengo sexo ilimitado con cualquiera y luego empiezo la caminata de nuevo”. ¡No, no funciona así! Puedes, por supuesto, reanudar la marcha al final, pero yo diría que retrocederás bastantes kilómetros y pasarás por muchas de las mismas cosas por las que ya has pasado, para deshacerte de todo lo que has acumulado durante ese periodo. 

Pero como siempre decimos: ¡son elecciones! Cada uno elige su camino. ¡Cada uno elige su camino!

Así que si quieres divertirte, si quieres tomarte un tiempo para lanzarlo todo por los aires, ¡hazlo!

Pero no te quejes cuando vuelvas a estar al final de la cola. La cola para el tren es enorme, ¡la estación está llena! ¿O quieres coger el tranvía? Tú decides. Le gustará tanto que no querrá ir a ningún otro sitio, se quedará aquí en Tercera y se lo pasará en grande. Vale, ya puede sacar el pasaporte para el tranvía, ¡seguro que se sube! 

Así que entienda una cosa: ¡no prohibimos nada, no exigimos nada!

¡Las opciones son siempre tuyas!

Quien quiera seguir el camino correcto, seguirá el camino correcto.

Ahora bien, los que quieren seguir el camino correcto, pero de vez en cuando dan un paso fuera de él, también pueden dar un paso fuera de él, pero no volverán a donde estaban. Retrocederán mucho.

“Ah, ¿Pero estamos (Miguel) haciendo esto?”. ¡Claro que no! Lo que no puedes hacer es lo que te dé la gana y pensar que nada tiene consecuencias para tu frecuencia vibratoria.

Tu caminar es una subida de frecuencia, es como ese edificio -del que he hablado tantas veces- con varios pisos, así que vas subiendo, cada piso es una frecuencia más alta. Si resbalas, volverás al primer piso, y empezarás de nuevo la subida. Porque has perdido tu frecuencia y todo el mundo se queda en el piso correspondiente a su frecuencia.

Ahora quieres divertirte, disfrutar y gozar, ¡todo está bien! Mientras te blindes, mientras tu corazón esté abierto, iluminado, sintiendo solo alegría, ¡todo está bien! Te contagiarás un poco de la frecuencia del momento, pero luego te recuperarás. La caída será pequeña, te recuperarás más tarde. Pero siempre y cuando actúes solo con alegría, sin excesos, sin hacer nada que perjudique tu frecuencia.

 Así que no intentes decirnos: “Oh, porque ese ser de luz lo prohíbe”, no, nosotros no prohibimos nada, ¡nunca lo hemos hecho y nunca lo haremos!

Te mostramos el camino, ¡La elección es tuya! 

¡Haz lo que tu corazón desee! 

No te arrepientas después, porque el tiempo ya ha pasado y no volverá. Solo se avanza, nunca se retrocede. No puedes revivir los momentos y hacer las cosas de manera diferente, porque ese tiempo, ese día, ya pasó, ¡se fue! En esta dimensión, en tu mundo, no hay vuelta atrás. Es una línea que solo va hacia delante, ¡no hacia atrás! Así que piensa en eso cuando tomes tus decisiones, ¡Eso es todo! Y lo mismo ocurre con nuestras enseñanzas. “¡Oh, es aburrido hacer este viaje! ¡No quiero quedarme aquí!” ¡Bien hecho! ¡Busca otro camino! ¡Busca otras enseñanzas! ¡No hay escasez de gente enseñando! ¡Solo espero que encuentres maestros buenos, honestos y elevados y todo estará bien! Te lo dije, ¡no me importan los números!

¡Quiero un grupo pequeño que pueda blandir una espada y una armadura de luz, en lugar de un grupo enorme que se cague de miedo cuando llegue el momento porque no confía en nada!

Así que, hermanos míos, ¡No esperéis demasiado! ¡Solo puedo deciros que este año será un año de muchas cosas que hacer! Yo diría que casi nada de enseñanza, ¡solo ejercicios! Quien quiera hacerlos, ¡Genial! Y si no, ¡tampoco pasa nada! ¡Yo no me pierdo nada! Si crees que no te pierdes nada, ¡Está bien! ¡Haz tu elección! ¡No voy a arrestar a nadie!

Me llama la atención el comportamiento de muchos de ustedes, todavía preocupados por lo que les rodea, todavía preocupados por lo que pasa fuera. ¡Interesante! 

Tu propio viaje no importa. Lo que importa es lo que está experimentando la otra persona. Lo que importa es criticar a la otra persona. Se trata de criticar el entorno exterior, quién está equivocado y quién tiene razón, señalar con el dedo, quién es la luz y quién la sombra. 

Cuidado, puede que te mires al espejo y veas más sombra que luz.

No señales a nadie con el dedo. No intentes averiguar quién es luz y quién es sombra. 

Porque todos tenéis un poco de sombra, nadie es 100% luz, porque si lo fuera ya no estarías aquí, ya estarías en la Quinta Dimensión. Así que ten cuidado cuando intentes señalar con el dedo y averiguar quién es luz y quién sombra, porque tu sombra puede ser mayor que tu luz.

Piénsalo, preocúpate de tu camino, de tu viaje,la otra persona es su problema, no el tuyo.

Ya lo he dicho aquí y lo repito: 

– ¡Solo tienes que preocuparte de los que aún dependen de ti! “¡Oh, solo voy a cuidar de mí mismo, así que al diablo con los niños!”. ¡No, no es así! Si tienes un hijo que depende de ti, tienes que cuidar de él. Tus decisiones les afectarán, así que debes saber tomarlas. 

Ahora, si son hijos, parientes, hermanos, mamás, papás, parejas, cada uno es un alma y cada uno está haciendo su propia elección del alma, ¡entonces deja que cada uno siga su propio camino! No intentes cambiar a nadie. No intentes que nadie siga tu camino.

 ¡Tu alma eligió ese camino, no la de ellos!

 “¡Ah, pero entonces perderé a todos los que me rodean!” Si ese es el precio que tienes que pagar, es tu elección. Todo es una elección.

¿Qué es más importante, tu viaje o que estés atado a los demás?

Porque cuando llegue el momento, cada uno seguirá su camino y tú no estarás con ellos. Las familias no permanecerán juntas, los que abandonen el planeta se separarán, ¡no irán en bloque, no irán en familia, no irán como amigos! ¡Se irán cada uno a su rincón!

¡Y entonces habrás perdido tu oportunidad de evolucionar por culpa de ellos!

Pero es tu elección y no pasa nada, te unirás a la cola del tranvía. ¡No pasa nada! 

¡El tren es cada vez más cómodo! Antes, incluso podría admitirlo, había gente de pie porque había mucha gente subiendo al tren.

¿Qué es el tren? ¡El camino a la Quinta Dimensión!

Hoy queda sitio, queda un asiento en el tren, porque mucha gente se está rindiendo, ¡mucha gente ya no aguanta más! 

Es una pena, porque nunca dijimos que sería fácil; al contrario, siempre dijimos que no sería fácil y muchos no lo creyeron.

Así que el tren está vacío, hay muchos asientos vacíos. Pero no pasa nada, porque los que están hoy en el tren en realidad no quieren bajarse, les gusta el espacio cómodo, el hecho de que no haya mucha gente y hacen lo posible por quedarse allí para que cuando el tren parta, ellos estén allí, sentados.

¡Pero depende de cada uno de vosotros si queréis coger el tren o el tranvía! ¡El tranvía abandonará el planeta, así de simple, hermanos míos! ¡Así de simple! ¡No hay término medio! ¡No hay barco, no hay avión, no hay nada! 

O coges el tren o coges la cabra, ¡no hay otro medio de transporte! No hay corrupción, no hay chantaje, ¡No hay nada que lo cambie!

Lo que te da derecho a estar en el tren es ¡tu comportamiento, tu evolución, tu frecuencia vibratoria! ¿No la has alcanzado?

Automáticamente, estás en el tranvía, ¡te guste o no! Incluso estamos pensando en abrir nuevas estaciones porque los tranvías se llenan demasiado, pero ¿qué podemos hacer? No podemos hacer nada. Cada uno toma sus propias decisiones.

Siempre habrá un momento en el que se pueda cambiar de opinión y esperamos que esto ocurra en el futuro, que muchos abran sus conciencias y se den cuenta de que todo lo que dijimos era cierto y que hicieron una mala elección al no creer lo que dijimos. 

Puede que aún estemos a tiempo de enmendarnos, como usted dice. Pero puede que sea demasiado tarde.

Así que prepárate. Va a ser un viaje tras otro, un ejercicio tras otro. 

¿No quieres evolucionar? ¡Entonces no te quejes de nada! Prepárate para lo que venga. 

Y este año os esperan muchas cosas, ¡esperad los que queráis! Si no queréis, ¡no pasa nada! Buscad nuevos caminos, ¡no hay problema! No voy a impedir que nadie se vaya. 

Ya lo he dicho:

– ¡No tenéis ningún compromiso conmigo! Si vuestras almas han hecho un acuerdo conmigo, pero vuestras conciencias no lo quieren, ¡todo está bien! La próxima vez que cargue el alma, ¡me parece bien! La próxima vez que nos veamos: “Ah, ¿te olvidaste?” “Allá atrás te olvidaste, a ver si ahora te acuerdas” y volveremos a empezar, tantas veces como sea necesario.

Pues eso es todo, ¡no hay mucho más que decir! Toma tus decisiones sobre lo que quieres experimentar en los próximos días: ¿alegría o exceso, mantener el rumbo o retroceder demasiado? 

Elecciones, ¡Solo elecciones!

Traducción: Kelly Neri

Revisión: Ana Maria Souza

Posts recentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Minha Experiência

Carrito de compra