Encuentro Mayo 2024 – Sananda

¡Queridos hijos e hijas! ¡YO SOY SANANDA!

No he podido evitar continuar con este tema que se está planteando aquí ahora. No sé si todos los presentes han leído mis Cartas. Pero aquellos que las han leído deben haber observado todo el trayecto que he recorrido. Todo el camino de desprenderte, de todo lo que llamas hogar, de tener un rincón donde vivir.

No digo que nadie necesite un rincón para vivir, porque la situación es muy diferente. Necesitaba caminar. Necesitaba hablar. Necesitaba ir a sitios. Así que no podía atarme a un lugar concreto. Pero hay un punto, que vale la pena analizar para todos.

Siempre nombras tus posesiones. Mi casa, mi coche, mis pertenencias. Realmente son tu responsabilidad. Se ganaron con tu trabajo. Estoy de acuerdo, no me atribuyo ningún mérito. Pero lo que es importante que todos piensen y vean es que nada te pertenece.

Pensad en ello: Cuando pierdes esta ropa física, ¿qué pasa con tus posesiones? ¿Te llevas algo? No, no te llevas nada.  Y a menudo, lo que dejas causa tantos problemas que habría sido mejor que no hubieras dejado nada. Así que yo diría que tienes que tener conciencia. Has trabajado, tienes un lugar donde vivir. Bien hecho. En ese momento, en este tiempo, eres responsable de ese lugar, pero no te pertenece. No hay posesiones

Nada te pertenece.

Así que volvamos un poco a lo que está pasando en el planeta. Tantas inundaciones, llevándose todo. “Oh, pero yo construí eso. Yo conquisté eso.” ¿Y por qué lo perdiste? Porque tenías que perderlo en tu camino. Era necesario, en tu camino, aprender a lidiar con la pérdida de lo material.

Así que, hijos e hijas míos, esta es una enseñanza muy profunda que cada uno de ustedes necesita comenzar, diría yo, porque la gran mayoría no presta atención a esto. Siguen atascados en los convencionalismos. Al ego. A tener siempre lo mejor. ¿Lo mejor para quién? ¿Solo para aparentar, solo para demostrar que tienes el poder en tus manos? Esto no lleva a ninguna parte.

Este, como camino espiritual, es malo. Porque la codicia y el alarde no traen nada bueno. No es necesario que todo el mundo viva descalzo en el suelo, que duerma en el suelo, que viva debajo de algo. No digo eso. Lo que hace falta es que todo el mundo acepte que ha construido algo, que ha sido bueno para él, que ha sido bueno para el Todo, pero que no es suyo. Nada te pertenece. Estás viviendo temporalmente en ese lugar.

Eso es lo importante. No te apegues a nada. Vive cada día, con cada logro. Sí, celebra tus logros. Pero que sepas que no te pertenecen. Porque mañana, si no estás, no te habrás llevado nada. Lo dije una vez y lo volveré a decir: “Es el alma la que se va” ¿Y el alma se lleva qué?” Se lleva los buenos momentos, se lleva los recuerdos, se lleva todo lo que ha construido, sí, mentalmente, se lleva la victoria del logro; se lleva los lugares que ha visitado; se lleva los amigos que ha tenido. Eso es lo que se lleva el alma.

Ahora, ¿cuánto está construyendo cada uno de ustedes sobre esto? ¿O estáis más preocupados por presumir, por reunir, reunir? No. Yo tengo que reunir. No puedo vivir, porque mañana se me puede acabar. Y llega un día en que ese miedo se convierte en escasez y realmente falta de todo. Y no has vivido nada. ¿Qué se llevará tu alma? Nada.

Así que cada uno de ustedes necesita revisar sus vidas. Revisar lo felices que os hacéis cada día, atados por creencias, dogmas, las propias reglas de la sociedad que fueron creadas, ¿por quién? Por aquellos que nunca quisieron que fueran felices. Ellos crearon las reglas. Y ustedes las acatáis, fielmente, porque es la sociedad. Pero, ¿te alimenta la sociedad? ¿La sociedad paga tus facturas? ¿La sociedad te hace feliz? ¿O solo te critica y te impone normas?

Así que hazte esta pregunta: “¿Qué bien estoy haciendo por mi alma?”. No, para este cuerpo y esta mente que tienes hoy. Hazlo y busca la alegría del alma. Porque mañana, aunque pases a la Quinta Dimensión en este cuerpo, el alma tendrá que evolucionar. El alma no puede estar apegada a: mi casa, mi coche, mis cosas. Eso no puede estar en el alma. Tiene que ser como un dulce pasado para ser olvidado.

Así que empieza a olvidar tus posesiones de ayer. Y piensa en las posesiones del alma. Lo que tu alma se llevará a la Quinta Dimensión. Realmente, físicamente, no te llevarás nada. Pero el alma sí. ¿Y qué se llevará? Adicciones, apegos. No, no podrá llevarse eso. Así que, si pretendes ir a la Quinta Dimensión y llevarte tus adicciones y apegos contigo, desgraciadamente voy a decirte que no vas a llegar allí. Vas en la dirección opuesta.

Tienes que dejarlo todo. Tienes que vivir. Sí, vivir y estar agradecido por todo lo que tienes, porque mucha gente no lo tiene. Pero no se trata de estar agradecido… “Oh, tengo que estar agradecido porque mi amigo no tiene nada”. No. Tienes que estar agradecido porque ganaste, porque venciste, porque conseguiste lo que querías. Así que sé agradecido. Si tu amigo no lo ha conseguido, no es tu problema. Es su camino el que lo está llevando allí.

Una vez más os lo recuerdo: ¿Qué lleváis en el alma? ¿Qué alegrías estáis dando a vuestras almas? ¿Qué llevaréis a la Quinta Dimensión? ¿Amor por quién? ¿Amor por los miembros de la familia? ¿Amor por los animales? Pero el amor no es solo eso. Tiene que ser amor incondicional, que ames a todo, incluso a un gusano que se arrastra por la tierra, porque perfora la tierra para que tengas algo que comer.

Así que, hermanos y hermanas míos, hijos e hijas míos, mirad bien vuestros caminos. Mirad lo que dejáis para vuestras almas. Dejad ir lo físico. Soltad todo lo que no queréis llevar con ustedes. Simplemente vivid. Agradeced lo que tenéis. Vivan mucho. Disfruta de todo lo que tienes. No es pecado ni está mal. Lo que no puedes hacer es apegarte. Pensar que es tuyo, porque no lo es. Nada es tuyo. Nada. Solo el alma, porque incluso la ropa que llevas ahora en esta encarnación no te pertenece, porque se va a trasladar a la Quinta Dimensión.

Entonces, ¿qué es tuyo? Solo el alma. Y eso es lo que debe preocuparte. ¿Qué estás haciendo por tu alma? Olvídate de lo que hay en la superficie del planeta, de los bienes materiales. Utiliza, disfruta y vive mientras puedas. Mientras tu camino te lo permita, porque algunos lo están perdiendo todo. ¿Y eso por qué? Podría pasarme aquí una tarde entera explicando por qué.

Muchos no entienden. Piensan que Dios Padre/Madre los está castigando. Todavía piensan eso. Muchos piensan que no se lo merecían. “¿Qué hice para merecer esto?”. Mientras resuene esta pregunta, nada mejorará. Tenemos que darnos cuenta de que el camino no acaba de empezar. El camino es largo. Y muchos de los que estáis aquí tenéis almas que tienen miles de años; muchos, muchos milenios. Y habéis sido gente muy buena todo el tiempo, ¿verdad? Todos habéis sido buenos. Nadie mató a nadie, nadie ahorcó a nadie, nadie lastimó a nadie. No. Y muchos destruyeron pueblos, ahogaron gente, destruyeron todo. Es interesante que algo esté sucediendo de nuevo hoy.

Todo, hijos e hijas míos, es el camino de todos. Todo lo que plantáis, estáis cosechando. Y yo diría que el tiempo se está acelerando. Hoy plantáis y poco después recogéis. Ya no es una próxima encarnación. Ya no es ese tiempo, “Oh, voy a compensar el karma”. Eso se acabó. Porque lo que estás plantando ahora, hoy, probablemente volverá mañana. Porque todo es muy rápido y la limpieza de las almas necesita suceder. Así que todo el mundo está pasando lo que tiene que pasar, por mucho que no lo aceptes, por mucho que no lo entiendas.

Ahora, una cosa que es muy importante, hay rumores de que todo esto, este lío en el clima, es el resultado de aquellos que no aceptan la pérdida del planeta. No voy a negar eso. Puedo decir que se aprovechan de las situaciones para empeorarlas. No voy a negarlo. Tienen una manera de hacer que todo sea peor de lo que ya es. Ahora, una cosa que es importante, cuanto más leas esto y tengas miedo, más fuerza les estás dando. Porque es el miedo el que amplifica la fuerza que ellos tienen.

Así que la única manera de pasar por todo esto, sea cual sea el proceso. Cada uno pasa por lo que tiene que pasar y sea cual sea el proceso, sé agradecido. Porque cada sufrimiento, cada dolor, te puedo asegurar que es una inmensa carga que sale del alma. Porque ese es, como yo diría, el precio que estás pagando por algo que hiciste en su momento. Y entonces la cuenta se cierra.

Así que sé agradecido. Muchos dirán: “Pero esto es tan duro. ¿Lo he perdido todo y voy a estar agradecido?” Así es. Así es. Ese es el gran problema. Que tienes que estar agradecido en cada situación. Porque cada una es un trampolín para un salto cuántico para tu alma. Cuando aprendas a estar agradecido por cada sufrimiento y cada dolor, entonces estarás cuidando de tu alma. Estaréis elevando la frecuencia de vuestras almas.

Pero no es esa gratitud sosa. “Ah, claro. Estoy agradecido”. No. Tiene que ser la gratitud que viene de lo más profundo. Esa gratitud de saber: “Sí, he eliminado un problema más en mi camino”. Y eso, hijos e hijas míos, seguramente os llevará a la Quinta Dimensión

Traducción: Regiani M. Bugalho

Revisión: Ana Maria Souza

Posts recentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Minha Experiência

Carrito de compra

Termo de Uso de Imagem de Foto Enviada para o Site anjoseluz.net

Este documento estabelece os termos e condições para o uso de imagens fotográficas enviadas para o site www.anjoseluz.net, operado pela empresa Anjos e Luz Terapias Holísticas. Ao enviar sua fotografia para o site www.anjoseluz.net, você concorda integralmente com os seguintes termos:

  1. Direitos Autorais e Propriedade Intelectual: 1.1. Você mantém todos os direitos autorais e de propriedade intelectual sobre as imagens fotográficas enviadas. 1.2. Ao enviar a imagem para o site www.anjoseluz.net, você concede à Anjos e Luz Terapias Holísticas uma licença não exclusiva, irrevogável, gratuita e mundial para utilizar, reproduzir, exibir e distribuir a imagem em conexão com o site www.anjoseluz.net e suas atividades relacionadas.

  2. Uso da Imagem: 2.1. A Anjos e Luz Terapias Holísticas poderá utilizar a imagem enviada para: a) Exibir em seu site, redes sociais e materiais promocionais.

  3. Garantias e Responsabilidades: 3.1. Você garante que possui todos os direitos necessários sobre a imagem enviada e que sua utilização pela Anjos e Luz Terapias Holísticas, conforme descrito neste documento, não viola quaisquer direitos de terceiros. 3.2. Você concorda em isentar a Anjos e Luz Terapias Holísticas de qualquer responsabilidade decorrente de qualquer reclamação de terceiros relacionada ao uso da imagem conforme permitido por estes termos.

  4. Consentimento de Uso de Imagem: 4.1. Ao enviar sua imagem para o site www.anjoseluz.net, você consente que sua imagem seja utilizada de acordo com os termos estabelecidos neste documento. 4.2. Você consente que sua imagem possa ser exibida publicamente e compartilhada em conexão com as atividades da Anjos e Luz Terapias Holísticas.

  5. Modificações nos Termos: 5.1. A Anjos e Luz Terapias Holísticas reserva-se o direito de modificar estes termos a qualquer momento, mediante aviso prévio razoável. O uso contínuo do site www.anjoseluz.net após tais modificações constitui aceitação dos termos revisados.

  6. Legislação Aplicável: 6.1. Estes termos serão regidos e interpretados de acordo com as leis do Brasil. Quaisquer disputas decorrentes destes termos serão submetidas à jurisdição exclusiva dos tribunais competentes no Brasil.

Ao enviar sua imagem para o site www.anjoseluz.net, você reconhece ter lido, compreendido e concordado com estes termos de uso de imagem. Se você não concorda com estes termos, por favor, não envie sua imagem para a Anjos e Luz Terapias Holísticas.