Hilarion – El Resultado de Nuestras Energías

¡Queridos hermanos y hermanas del planeta Tierra! ¡YO SOY HILARION!

No esperéis que venga aquí con fórmulas milagrosas o diferentes pociones que puedan eliminar todos los problemas de vuestro camino. La sensación es que todo en vuestro mundo está empeorando. El mundo es difícil para vivir. Todas las cosas negativas están surgiendo con inmensa velocidad y fuerza. Así que solo digo: Cuanto más vibres dentro de estas convicciones, más atraerás.

Piensa siempre en la siguiente escena: tienes una casa en la que el suelo está extremadamente sucio. ¿Qué haces? Coges una escoba y barres la suciedad. Al barrer, el polvo, que son pequeñas partículas, se levanta. Pero a medida que pasa el tiempo, esas partículas también se asientan y barres, barres y barres, y consigues eliminar gran parte de esa suciedad. Luego puedes coger un paño, pasarle un trapo y la casa quedará limpia.

Por lo tanto, trae esta escena a lo que está sucediendo ahora mismo en tu planeta. Se ha hecho el barrido. Todo lo que se ha acumulado durante eones está colgando ahí para ser visto, para ser experimentado, para ser conocido, para ser analizado. No, nada es peor, solo el polvo se ha asentado. Lo que no se veía, ahora se ve.

Y la mayor parte de lo que se ve no es bonito ni agradable. Pero, por desgracia, tengo que decirte que tú creaste todo esto. Cada partícula era una energía que emanaba de ti. Y todo el mundo está ahora cosechando sus propias energías. Sí, las energías liberadas por ti, aparte de la Luz, también se han acumulado durante mucho tiempo, enterradas bajo tus pies. Porque tú quisiste. No querías ver, no querías recordar, no querías volver a vivir esos momentos. Así que enterraste, guardaste, enterraste estas energías.

¿Pero en ese momento la Luz hizo qué? Levantó todo lo que era tuyo. Y como tú, todos los demás. Así que las energías están en el aire. Y cada uno está recibiendo y vibrando sus propias energías. A menudo piensas que estás viviendo lo que tu entorno te trae. No, estás viviendo lo que has emanado en algún momento de tu camino.

Si experimentas violencia, en algún momento emanaste esta violencia. Ha vuelto para atormentarte y exigirte perdón. Así que no te sorprendas por lo que ya está ocurriendo a tu alrededor. No pienses que el mundo no tiene remedio. Recuerda la escena. Se ha barrido, el polvo está en el aire, pero llegará un momento en que todo este polvo desaparecerá. Porque aquellos que están mirando sus propias energías a la cara con el corazón, como una experiencia de aprendizaje, están eliminando el polvo de su camino y podrán caminar por senderos más limpios y menos contaminados.

Ahora, aquellos que están mirando todo este polvo, y quejándose, y objetando, no queriendo hacer nada, porque piensan que es el mundo el que está vibrando negativamente, llevarán sus propias energías con ellos. Recuerda: La paja está siendo separada del trigo. Así que habrá lugares donde se concentrará esta energía tan contaminada. Y aquellos cuyas energías están siendo limpiadas también se concentrarán, solo que en ambientes diferentes.

Cuando hablo de entornos, hablo de vibración. Hay bandas vibratorias y los que limpian sus propias energías suben de vibración. Así que mira todo, no con desesperación, no con miedo, no con la certeza de que el mundo está empeorando. Mira lo que te está pasando. Y date cuenta de que todo lo que te está pasando, por difícil, por feo, por complicado que sea, es tuyo, no del mundo, no de otra persona.

Es todo lo que necesitas ver, comprender y afrontar. Pero como siempre decimos, todo es una elección. Tú eliges tratarlo. Tú eliges limpiar esas energías, o no. Solo recuerda: el proceso se está acelerando. Así que elige. Elige qué camino seguir. Y sin duda atraerás exactamente lo que elijas.

Traducción: Kelly Neri

Revisión:Regiani M. Bugalho

Posts recentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Minha Experiência

Carrito de compra