Miguel – La Navidad y Los Rituales

¡Queridos! ¡YO SOY EL ARCÁNGEL MIGUEL!

Para ustedes es el final de un ciclo, para nosotros sólo unos días más. Nada cambia. Pero hay una egregora creada en el planeta para todas estas festividades que tienen lugar al final del año. Como ya se ha dicho aquí, no se puede simplemente ignorar el hecho de que esto está sucediendo.

Realmente estamos cerrando este ciclo, junto con ustedes. No, hoy no es la última vez que nos veremos este año. La próxima semana, el día 27, estaremos juntos, porque quiero cerrar este ciclo contigo el miércoles. “¡Ah, pero el año no termina el miércoles!”. Sí, pero de este lado habrá una pequeña pausa, para que el canal también pueda descansar y recuperarse. Después de todo, ha sido unos días muy duros, y es justo que descanse un poco.

Te lo hemos dicho aquí muchas veces: No hay dependencia de nuestros mensajes. No puede haberla. Traemos la Luz, la energía, el Amor; esto no es algo que se deba encubrir; no es algo que sea sólo una dependencia. Tiene que ser sentido y experimentado. Hay muchos mensajes que puedes volver y escuchar de nuevo, y te garantizo que si pides desde el corazón serás guiado a los que necesitas escuchar de nuevo.

Llenen sus corazones, hermanos míos. Llénenlos de amor y alegría. Pero este no es un tiempo para el amor, este no es un tiempo para la alegría. ¿Por qué no? No penséis que sois egoístas celebrando porque otros mueren o porque otros sufren. Una vez más te recuerdo que cada uno está donde tiene que estar. En este momento, todo el mundo está cumpliendo el camino de su alma hacia la evolución. Así que no os privéis de nada por culpa de los demás.

Sean felices. Reúnanse con sus familias, pero dentro del Amor. No os reunáis para hablar mal de los demás o en plan cotilla, porque así no estáis celebrando a quien decís celebrar. Reuníos por Amor. Si no hay Amor, que cada uno se quede en su casa y deje vibrar sus diferencias.

No os reunáis alrededor de una mesa en nombre de Jesús, el Cristo, como le llamáis, con el corazón cerrado, con el corazón lleno de penas, de rabia y de resentimiento, porque Él no estará presente en esta mesa. Él sólo estará presente en las mesas, en las reuniones, en los hogares donde las familias emanan efectivamente Amor, porque ésta es su gran representación, ninguna otra.

Así que no penséis que Sananda estará presente en una casa donde sólo hay envidia, prejuicios y falta de Amor. Tenéis que llenar sus corazones de Amor para que él pueda sentarse a la mesa con ustedes. Y podéis estar seguros de que lo hará. Y todo este ciclo será bendecido, eso es seguro.

¿Cuál es el mayor regalo que se puede intercambiar? Amor, compañerismo, amistad y respecto. Son grandes regalos. Y sabemos que te resultará casi imposible no abrazar a la gente en estas citas. Recuerden que no están en una reunión espiritual. Lo estáis celebrando con las familias, con los amigos. No puedo decirles que abracen, abracen, abracen a cualquiera que vean, porque estaría yendo en contra de todo lo que les he enseñado. Pero abracen a sus familias, sí. Abracen a sus amigos, sí.

Donde haya un sentimiento mutuo, aprovechen esta fecha para una gran reunión, incluso para intercambiar energías. Por eso digo: Acoged en sus casas a los que os quieren, a los que abrazaréis y recibiréis Amor, no odio, ni rencor, porque podría estropearos el día. Pero si, debido a la “etiqueta” de la sociedad, aún tenéis que recibir a esas personas, simplemente poned la mano en su corazón y decid: “¡Os bendigo!”.

No entenderá nada, seguro, pero verá que habrá cierta diferencia entre la realización de los demás y la suya. “Oh, se enfadará aún más conmigo”. ¿Lo estará? Si tu corazón está lleno de Amor en ese momento, y colocas tu mano derecha sobre su corazón espiritual, diciendo: “Te bendigo”, ten por seguro que una ola de Amor y de Luz la invadirá y podrías llevarte muchas sorpresas.

Así que en este momento, sí, elige a quién vas a abrazar, pero intercambia mucho Amor, intercambia mucha Luz. Y no te olvides del invitado principal, porque él es la razón de toda esta unión, la razón de la mesa llena, o no. Habrá quien tenga poco que comer, pero si su corazón vibra Luz, vibra Amor, él estará allí, sentado a su lado, transmitiendo todo su Amor y energía, aunque no haya sido invitado. Porque él es el gran invitado, y siempre estará presente donde haya Amor, donde haya Luz.

Para terminar, me gustaría aclarar algunos puntos sobre los rituales de limpieza que has comprado. Si tuviéramos que atender todas las excepciones que hacéis, diría que escribiríamos un libro. Es increíble la cantidad de excepciones que queréis. Así que yo diría lo siguiente, a pesar de lo que ya se ha dicho. Si no puedes cerrar la puerta y nadie entra a poner el vaso, no hagas el ritual ese día. Esa es la respuesta. No lo hagas. Hazlo el día anterior. Hazlo cuando la casa esté vacía, como quieras.

Es increíble cómo quieres que todo se adapte a ti. No eres tú quien tiene que adaptarse a lo que se dice, lo que se ha creado tiene que adaptarse a tus problemas. Así que, si vas a tener a mucha gente y no puedes cerrar la puerta, no lo hagas ese día. Esta es la respuesta definitiva: no lo hagas ese día. “Oh, ¿habrá mucha gente, muchos días?”. No lo hagas esos días. Hazlo cuando puedas.

Ahora no olvides seguir la misma secuencia que antes de fin de año. Y sólo con los masters que se hicieron antes de fin de año. Ya está. Así que está decidido, está decidido. Si no puedes hacerlo como hay que hacerlo, no lo hagas. Otro punto: si alguien en la casa tiene problemas con los olores, usa sólo sal gruesa. Haz una intención en cada rincón, porque no tendrás aromatizador ni incienso.

Luego tendrás que ir a cada rincón y tener tu intención. Elegirás al maestro de la misma manera. Luego pídele que te ayude con esta limpieza y estará contigo limpiando cada rincón de tu casa. ¿Está claro? Entonces espero que no haya más preguntas, ni más intentos de adaptar algo que fue creado para ti a tus problemas. Pues ya está. No más preguntas.

Si hay algún otro problema que te obligue a cambiar el ritual, no lo hagas ese día y vuelve a empezar cuando puedas, el día que puedas, cuando no haya nadie más en tu casa. ¿Resuelto? Espero que sí. Y sólo te voy a dar un consejo: este ritual se creó para limpiar a final de año y para que a principios de año también sus hogares estén limpios. Pero podéis hacerlo en cualquier momento, no hace falta que hagáis toda la secuencia. Elegid un maestro. Hacedlo una vez a la semana. Acostúmbrate a hacer este ritual de vez en cuando. Será bueno para ustedes y para sus hogares.

Por último, permítanme recordarles una vez más, llenen sus corazones de Amor en esta fecha. Atraed la energía de Aquel que se celebra. Agradezcanle por todas las enseñanzas que les dejó y por llevar a este planeta a donde está hoy. Sean agradecidos. Sean agradecidos. Sean agradecidos.

Traducción: Rita Silvana Monteiro

Revisión: Ana Maria Souza

Posts recentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Minha Experiência

Carrito de compra