Miguel – Responder a Mis Preguntas

¡Queridos! ¡YO SOY EL ARCÁNGEL MIGUEL!

No, no se sorprendan. Nos estamos tomando ese pequeño descanso entre turno y turno. La jornada continuará según lo comentado. La próxima semana comenzaremos la segunda vuelta.

Hoy solo quiero dejarles algunos puntos para pensar y analizar.

¿Qué temes? ¿Temes lo que le ocurrirá al planeta, a tus hermanos y hermanas, o a ti mismo?

¿Cómo estáis viendo todo este proceso? Con total confianza, con dudas, un poco de cada.

¿Qué opina de todo este proceso? ¿Hay justicia en él? ¿Hay injusticia? ¿Hay otro sentimiento, pero uno que sea bueno para ti en este momento?

¿Cómo es tu comportamiento? ¿Crees en la Luz? ¿Confías plenamente en ella, estás todavía un poco inseguro, dubitativo, o crees que todo es producto de tu imaginación, que no pasará nada?

¿Cómo te comportas con tus hermanos y hermanas? ¿Con ojos de amor o con ojos de juicio? ¿Con ojos de unidad o con ojos de separación?

¿Cómo ves a cada hermano y hermana, independientemente de quién sea? ¿Haces distinciones, segregas, discriminas?

¿Cómo te cuidas? ¿Con mucho amor, con alegría, con interés por lo que va a pasar, o simplemente te lo tomas con calma porque crees que todo son tonterías?

Dense cuenta, mis hermanos y hermanas, que con cada pregunta como esta, tienen que detenerse y dejar que su corazón responda. Porque el ego tomará la iniciativa y responderá a cada pregunta con lo que queremos oír. Pero eso no es realmente lo que esperamos.

Esperamos que todo el mundo abra su corazón; que todo el mundo entre en su corazón y le deje responder. Aunque la respuesta no sea la que nos gustaría oír. Será un momento de autorreflexión. Será un momento para analizar lo que realmente estás emanando.

Y una vez más te pregunto: cada pregunta debe responderse individualmente. No quiero comentarios de los demás. Son preguntas dirigidas a cada uno de ustedes, no al grupo, no al Todo. Así que, cada uno de ustedes, tengan sus propias respuestas. ¿A quién puedo responder? Nadie. Las respuestas serán para ustedes mismos.

Sed reales. Por mucho que deis cuenta de que aún necesitáis mejorar, sed reales. Y es en este momento cuando aún puedes elegir cambiar, elegir el camino correcto, elegir caminar hacia la Luz. No tengáis miedo de nada. Mirad en su interior. Mirad tus sombras. Porque todavía están ahí.

Muchos se creen ahora limpios y preparados. Y yo les digo que son los que todavía tienen más sombras. Porque nadie está limpio, nadie está preparado. Algunos están más avanzados, pero la gran mayoría están muy atrasados. Porque se están dejando llevar por el ego. El ego sigue mandando. El ego sigue diciendo: “No, todo esto es basura. Sigue tu camino”.

Solamente les digo a todos y cada uno de ustedes: Los momentos de elección se acercan. Y dependiendo de las elecciones de cada momento, os llevarán al camino correcto o no. No hay más tiempo para escuchar al ego. No hay más tiempo para dejar que el ego tenga el control.

Sé sincero. Responde a cada pregunta con el corazón. Sé realista. Y recuerda: No hay nadie vigilando tus respuestas. Nadie calificará las respuestas. Las respuestas las tendréis que mirar y analizar ustedes mismos. Para qué entendéis lo que queda por hacer. Lo que aún queda por hacer.

Miras a ustedes mismos con amor y verdad. Recordad: Nadie está preparado. Nadie está preparado al cien por cien. No te compares con nadie. Es tu viaje. Es el viaje de todos. La otra persona no tiene nada que ver. Puedes mirar a esa otra persona y pensar que está en la cúspide de la ascensión, pero en el fondo está en el otro lado, cerca de las sombras. Lo disfraza bien. Te hace creer que es Luz. Pero en el fondo, está sumido en las sombras.

Así que no veas al otro, no mires al otro. Tienes que mirarte a ti mismo. Es tu camino, solo tuyo. Míralo y responde a cada una de las preguntas. Escríbelas si quieres. Puedes repetir el test dentro de un tiempo y ver si tus respuestas han cambiado o no. Será estupendo ver tu evolución.

Así que espero que todo el mundo haga este ejercicio, y sin comentarios. Es un ejercicio individual. No tienes que comentar, no tienes que preguntar, no tienes que decir nada. Solamente sé tú mismo. Y nada más.

Traducción: Kelly Neri

Revisión: Regiani Maria Bugalho

Posts recentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Minha Experiência

Carrito de compra