Sananda – Enfoque en las Enseñanzas

¡Queridos hijos e hijas del planeta Tierra! ¡YO SOY SANANDA!

Es con gran alegría que una vez más puedo venir aquí y hablarles a todos ustedes. Muchos de ustedes echan de menos nuestros mensajes. Pero hemos dejado claro que todas las enseñanzas ya han sido transmitidas. Ahora es el momento de aplicar lo aprendido. Quedarse aquí repitiendo, repitiendo, repitiendo las mismas cosas no es útil. Solo es útil para aquellos que no han aprendido nada y que siempre necesitan una muleta en la que apoyarse en momentos de desesperación.

Los mensajes están ahí. Todos ellos. Ninguno ha sido borrado. ¿Quieres escuchar los mensajes? Retrocede en el tiempo y escucha. No sigas emanando malos sentimientos porque los mensajes no llegan. Recuerda siempre: lo que emanas, lo recibes de vuelta. Entonces, ¿por qué seguir emanando malas energías porque no recibes el mensaje que quieres oír?

Aquí o en cualquier otro canal, siempre hay orientación. Excepto para aquellos que están publicando mensajes de supuestos seres de Luz y que no tienen guía alguna. Actúan como si estuviera de moda. Está de moda tener un canal y publicar mensajes. Así que lo hacen. Pero no tienen ninguna guía y mucho menos lo que hay proviene de seres de Luz.

Se está volviendo muy fácil para los oscuros disfrazarse de seres de Luz y transmitir mensajes. Y muchos pueden incluso decir que son mensajes hermosos. Pero lo que importa es la energía incrustada en ellos. Y muchos se están dejando llevar. Así que no es la cantidad, no es la obligación de tener un mensaje diario que te haga caminar.

El camino lo hace la elección de cada uno; las elecciones de camino que hagas; no los mensajes que oigas o dejes de oír. Todo está ahí para que lo vuelvas a oír y sigas aprendiendo la lección. Porque aún tienes mucho que aprender. Especialmente aquellos que siguen quejándose y emanando energías contrarias porque no tienen lo que quieren.

Mira tus vidas y preguntaos ¿por qué no mejoran? Porque os puedo garantizar una cosa, hijos míos, aquellos que tienen un buen corazón, un corazón abierto, que están dispuestos a recibir la Luz, que no critican, que no condenan, que no juzgan, el camino está iluminado; y sus vidas avanzan maravillosamente bien.

Ahora, si la tuya está atada, estancada y nada se mueve, no culpes al universo, no culpes a los que te rodean. Mírate a ti mismo, mira tus actitudes y tus pensamientos. Y tal vez encuentres la respuesta a por qué tu vida está tan atascada.

Comprended, hijos e hijas míos, cualquier energía que emane contra otro volverá a ustedes y no será como el karma en la próxima encarnación. Todo es muy rápido, así que volverá en esta encarnación. Es más, puede volver casi instantáneamente. Así que dejemos de lloriquear, dejemos de quejarnos, de que no tenemos lo que queremos.

Si quieres algo, lucha por ello. No es culpa de la otra persona que no lo tengas. Solo están siendo un espejo para mostrarte lo que tienes que hacer, para conseguir lo que quieres. Volved a escuchar las lecciones, porque seguro que muchos de ustedes aún tenéis mucho que aprender.

Traducción: Kelly Nery

Revisión: Regiani M. Bugalho

Posts recentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Minha Experiência

Carrito de compra